viernes, 22 de octubre de 2010 | By: Vïana

Se como tú quieras ser (:~


¿Cuantas veces te has visto condicionado por personas que no te entienden?
¿Cuantas veces has querido gritar porque sientes que nadie realmente te escucha?
¿Cuantas veces has querido irte lejos, donde nadie pueda verte, para poder recrearte y ser tu mismo?
Quizás alguna... provablemente ninguna.

A los que esto les haya pasado ya sabran cual es el primer paso...
la necesidad de encajar.
Te ves rodeado de esas personas que comparten tu vida, pero no te sientes parte de ellos; y eso te desespera. Te da miedo el rechazo, y todo lo que quieres es ser aceptado.
¿A qué recurrimos? Al antiquísimo metodo del engaño. Cambias por fuera para ser otro borrego más, pero en el fondo, sigues siendo el mismo.
Funciona... ya estás dentro. Sonries... ''lo he conseguido, ¡por fin soy uno más!''
... pobre inocente.

Pasa el tiempo... y todo te va bien. Has dejado tus pequeños vicios personales para hacer cosas más ''normales''; cambias tu libro de todas las noches por pasar frío en un parque, tu consola por una botella, tu lapiz por un cigarrillo, tu libreta... tu libreta llena de historias y dibujos con los que un día fuiste feliz por un signo de aprobación.
No... claro, tu no te das cuenta, porque ahora formas parte de la ''alta sociedad''.
Pero eso no es lo único que pasa por alto... te ahogas; poco a poco vas quedando preso, sin aire, sin apenas saberlo.

Un día como cualquier otro, te levantas. Te calzas tus zapatillas y vas al cuarto de baño. Te giras. Te encuentras con un espejo, un reflejo...
''¿Quién es?'', te preguntarás.
Ese, amigo mio, eres .
''Imposible...''. No te reconoces.
No, no ha cambiado tu rosotro, pero si tu mirada.
Te has perdido.

Pero... ¿no era eso lo que querías? ¿Cambiar? Pues ahi lo tienes.
¿Realmente te mereció la pena?
Mira todo lo que has dejado atrás... yo creo que no.

De repente, todo eso que ansiabas y conseguiste no te llena nada; has descubierto por fin que todo es una mentira.
Ahora tienes que volver a encontrar tu camino... pero no sabes como hacerlo.
Recorres tu viejo cuarto en busca de algo de luz, una pista que pueda ayudarte... pero ni siquiera eso puede ayudarte.
Suerte... la necesitaras.

''¡Calla! ¡Tu no sabes nada!''

Claro que lo se... yo ya he pasao por eso, pequeño :)


''No hay ni buenos ni malos... solo enemigos y aliados''
Noah**

0 comentarios:

Publicar un comentario