viernes, 3 de febrero de 2012 | By: Vïana

3 de Febrero~

Hoy ha sido un día MUY extraño; tal y como prometí, he ido buscando nuevos y diferentes puntos de vista, y, ¿para qué? Para toparme siempre con las mismas respuestas.
Creo que es el momento de endurecerme, no solo con algunas de las personas que me rodean, sino también conmigo misma; suelo tender a ponerme límites sin razón alguna, bueno... quizá por miedo... si, es posible, y es por eso que esto que debe terminar. Hoy he recopilado de una pila de viejos libros ''El mundo amarillo'', escrito por el gran Espinosa. Lo primero que he leído al abrirlo ha sido ''las pérdidas son positivas'', ¿será verdad? Solo creo que debemos aprender a encajar esas pérdidas de una manera sana y beneficiosa. Además... las pérdidas no tienen por qué ser para siempre~
Hay veces en las que las cosas nos llegan en el momento menos indicado y oportuno, y quizá sea por ello por lo que no podamos valorarlas como es debido. No estamos preparados, pero, sin embargo, eso no quiere decir adiós para siempre, es más como un... hasta luego.
Hay muchas maneras de ver una pérdida, aunque también depende de la clase de pérdida que sea; ya sabes, quien bien te quiere te hará llorar... tal vez no sea nuestro momento, y hasta aquí hemos llegado. Si creías conocer a la mujer de hielo, aun te queda mucho por ver.

Me gusta la clase de persona que soy cuando estoy contigo, haces que me sienta diferente. Y dime, ¿no es eso lo que cuenta al fin y al cabo?
Me encantará ver a lo que lleva todo esto~


Anything that´s worth having
Is sure enough worth fighting for
Quit is out of the question
We make a stop gotta fight some more~



Noah**
jueves, 2 de febrero de 2012 | By: Vïana

She will be loved~

I don't mind spending everyday, 
 out on your corner in the pouring rain; 
 Look for the girl with the broken smile... 
 ask her if she wants to stay awhile, 
 and she will be loved... 
 She will be loved~

2 de Febrero~

Vale, vale, ¡valeeeeee! Otro mes que hace que no escribo... gomenasai u.u''
Simplemente ha sido lo de siempre. No quiero un blog lleno de entradas escritas forzosamente, y es por eso por lo que llevo bastante tiempo sin postear nada nuevo. En fin, ¿qué podía decir?

Hay muchas piezas que siguen sin encajar, muchos pensamientos desordenados, muchas acciones inexplicables... pero, aun así, me siento viva... me siento bien.
Poniéndome a mirar un poco atrás, no pensaba que podría volver a sentirme así. ¿Así como? Simplemente así. Después de todo el mundo sigue girando; todos hemos crecido, madurado, cambiado... avanzado. Quizá lo más increíble de todo esto es que lo hemos hecho casi sin darnos cuenta.
Todo esto también me ha ayudado a ver cosas que antes no podía ver... cosas que ahora me parecen tan increíbles... creo que soy un poquito más fuerte ahora... pero solo un poquito. Como siempre, solo se trata de seguir avanzando; según dicen, lo que no mata, engorda, o en su defecto, te hace más fuerte. Y no hay más, señores.

Como es bien sabido, hay momentos en los que necesitamos desesperadamente el apoyo incondicional de las personas que están a nuestro alrededor; momentos en los que necesitas hablar y soltarlo todo y que otra persona te escuche y te diga exactamente lo que necesitas y quieres oír.
Otros en los que, por el contrario, lo último que necesitarás será cualquier tipo de contacto humano.
Es algo parecido en el momento de solucionar un problema y, como hay miles de tipos de persona, también hay miles de maneras de solucionarlos; es a gusto del consumidor.
Debo de ser masoca, porque normalmente escojo la segunda opción, pero, ¿qué puedo decir? Me encanta envolverme en una manta y reflexionar sobre ellos, buscarles mil soluciones absurdas que siempre fallan sin querer reconocer que las heridas las cura el tiempo, y nada más. Sin embargo, es algo que me gusta hacer solo yo, no que lo hagan los demás.
Me DESESPERA que la gente se guarde sus penas y sufrimientos para ellos solos. Para algo estamos los amigos, ¿no? Pero, lo peor de esto, es cuando te encuentras frente a un caso en el que tu no puedes hacer absolutamente nada... la impotencia que sientes en esos casos tan violentos es indescriptible. Esto te lleva hasta un dilema que se convierte en un circulo vicioso sin fin del que no es nada fácil salir. Lo peor, lo más triste, es que puede que se trate de un caso de mero egoísmo. Pfhgfhgfhgfhgfhghfghfgh, volverá a pasar, lo se.

A base de... bueno, muchas otras cosas que han pasado de un tiempo a aquí, me he dado cuenta de que he pasado de ser una persona bastante cerrada en unos aspectos a ser otra mucho más abierta; sin embargo, en lo referente al campo de los sentimientos, cada vez me cuesta más expresarme.
Hacía mucho tiempo que no podía ser yo misma sin fingir ni aparentar nada delante de todos, o simplemente sin tener que cerrarme pero parece que, cuando te fuiste, te llevaste todo mi cariño y capacidad de amar contigo. Creo que es... miedo. ¿Miedo? Miedo. Suena absurdo, pero me he vuelto tan desconfiada que ni siquiera me reconozco. Antes todo era tan fácil... las palabras salían solas, todo era tan natural... ahora todo parece forzado.

Me cuesta más que nunca ser yo, aunque probablemente sea porque ya no soy realmente yo, y eso será porque la yo que soy ahora es una nueva yo diferente y modificada.
¿En que clase de persona me estoy convirtiendo? ¿Qué clase de persona era? ¿Qué clase de persona quiero ser? Ya no lo tengo nada claro, solo se que, a cada paso que voy, voy degradandome y pudriendome por dentro un poco más, tal y como alquien me advirtió una vez.
Sin embargo hay un pequeño, pequeño y diminuto detalle que lo cambia todo. ''Eres una buena persona, Isabel'' ... nunca me lo dijiste, ¿sabes? Me alimentaste con dulces mentiras, y fueron tantas durante tanto tiempo que esa noche no pude creer ni una de las palabras que salieron de tu boc... dedos... si, dedos. Siempre pensé que me veías como una niñata inmadura y consentida, y nada más.
Sin embargo... quizá tenga que replantearme muchas cosas.


 Noah**