jueves, 4 de octubre de 2012 | By: Vïana

Mentiras~

Siempre tratamos de excusarnos ante nuestras malas acciones, sin darnos cuenta de que las palabras son suficientes para aliviar nuestra conciencia, pero no para calmar el dolor que hemos causado.

Lo más gracioso de todo este asunto es que si que sabemos que es así, pero no nos molestamos en cambiarlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario